Info y citas: hola@niddofisioterapia.com · T. 633 38 67 34

El bienestar de tu familia en las mejores manos

Nuestro objetivo es el desarrollo óptimo de la salud para tu familia; recién nacidos, bebés, niños sin patologías previas, con daño genético, metabólico o neurológico.

El mejor equipo de profesionales acompañará a tu familia en todo momento.

¿Cuál es nuestro proceso?

fisioterapia-paso1

Paso 1

Valoración general del estado actual y el desarrollo óptimo del recién nacido, bebé o niño, apoyado siempre en escalas oficiales y screenings de desarrollo motor y funcionales.

Paso 2

Diseño de un plan personalizado de acompañamiento a las familias para potenciar al máximo el desarrollo del recién nacido, bebé o niño.
fisioterapia-paso2
fisioterapia-paso3

Paso 3

Ejecución del plan de tratamiento personalizado y seguimiento continuo del estado de desarrollo.

¿Qué tratamos en Niddo?

1. Fisioterapia pediátrica en bebés

  • Prevención y acompañamiento al desarrollo.
  • Estimulación y atención temprana.
  • Retraso psicomotor.
  • Hipotonía e hipertonía.
  • Prematuridad.
  • Parálisis braquial obstétrica.
  • Parálisis cerebral infantil.
  • Síndromes genéticos.
  • Daño neurológico.
  • Espina bífida.
  • Trastorno del espectro autista.
  • Bronquiolitis y bronquitis.
  • Exceso de mucosidad.
  • Asma del lactante.
  • Neumonía.
  • Fibrosis quística.
  • Educación sobre lavados y nebulizadores.
  • Dificultades en la lactancia.
  • Anquiloglosia o valoración del frenillo lingual.
  • Cólico del lactante.
  • Reflujo o enfermedad ERGE.
  • Estreñimiento.
  • Deformidades craneales: plagiocefalia, braquicefalia, dolicocefalia.
  • Tortícolis congénita, tortícolis adquiridal.
  • Displasia de caderal.
  • Pie zambo.
  • Trastornos craneoencefálicos.
  • Sedestación en W prolongada.
  • Porteo.
  • Sueño.
  • Lactancia.

2. Fisioterapia pediátrica en niños y adolescentes

  • Acompañamiento y estimulación del desarrollo.
  • Atención temprana y post-temprana.
  • Prematuridad.
  • Parálisis braquial obstétrica.
  • Parálisis cerebral infantil.
  • Síndromes genéticos.
  • Daño neurológico.
  • Espina bífida.
  • Trastorno del espectro autista.
  • Escoliosis.
  • Hipercifosis dorsal.
  • Dolores de crecimiento.
  • Problemas de articulación temporomandibular (bruxismo, aparato expansor, dolor ATM…).
  • Alteraciones de la marcha.
  • Sedestación en W prolongada.
  • Oculomotricidad.
  • Trastorno del desarrollo de la coordinación y del control motor.
  • Bronquitis de repetición.
  • Asma.
  • Fibrosis quística.
  • Respiradores bucales.

¿Tienes dudas de cuando llevar al fisioterapeuta pediátrico a tu recién nacido, bebé o hijo? Aquí os lanzamos una serie de motivos y signos para tener en cuenta:

  • Parto instrumentalizado o muy largo con un expulsivo difícil.
  • Parto de nalgas, embarazo gemelar, posiciones intrauterinas mantenidas durante varios meses.
  • Un bebé irritable, que llora mucho y lo observas muy tenso. Con dificultades para estar tranquilo o dormir.
  • Cuando tu bebé llegó antes de lo esperado o con bajo peso.
  • Un bebé que siempre o la mayoría del tiempo está con la cabeza girada o inclinada al mismo lado.
  • Cuando observas que un lado de la cabeza está aplanándose o tiene una forma de cabeza muy particular.
  • Si tu bebé va por detrás de lo esperado en el desarrollo.
  • Cuando tu bebé tiene muchos mocos, ya ha tenido su primera bronquiolitis o tiene muchas recidivas.
  • Si tenéis problemas de lactancia (dolor, bajo peso, valoración de frenillo lingual, tratamiento post frenectomía…).
  • Si notas a tu bebé molesto o incluso muy irritado en el porteo o cuando juegas con él boca abajo en el suelo.
  • Si notas que tu bebé es muy sensible a los estímulos del día a día.
  • Si observas que tu hijo es poco coordinado o tiene falta de equilibrio.
  • Queja de dolores de cabeza frecuentes
  • Queja de dolores de articulaciones, sobre todo piernas (cadera, rodilla…).
  • Asimetrías corporales, como por ejemplo un hombro más alto que otro.
  • Sueño poco reparador o necesidad de dormir muchas horas.
  • Se escucha chirriar los dientes durante las horas de sueño.
  • Babeo excesivo o estar siempre con la boca abierta.
  • Bajo rendimiento en las actividades del día a día, lectivas o físicas.
  • Hipersensibilidad a estímulos táctiles, auditivos, propioceptivos (texturas, sonidos, prendas ajustadas…).
  • Recidivas en problemas respiratorios.
  • Para realizar un trabajo multidisciplinar con otros profesionales: odontopediatras, optometrista comportamental, podólogo infantil, ortopedas…

Es muy recomendable realizar una valoración inicial por parte del fisioterapeuta especializado en pediatría antes de los 3 meses. Esto nos ayudará a prevenir posibles complicaciones que, aunque algunas de ellas puedan no ser graves, sí que frenan el desarrollo e impiden que los niños saquen su máximo potencial en el momento o durante su infancia o etapa escolar.

Horario

Lunes a viernes, de 9h a 19:00h
Sábados por la mañana:
Espacio de crianza

Todos los derechos reservados @Niddo · Fisioterapia pediátrica & espacio de crianza